Seguramente pensarás que llegar a definir un dominio para tu ansiado portal web, es solo una tarea de creativos… ¡Pero no! Con estas 4 recomendaciones vas a obtener un dominio funcional a tus necesidades y objetivos.

Para empezar, tenemos que hacer un pequeño, pero conciso, análisis sobre nuestra empresa:

JOHN DOE PORTADA A quién va dirigida nuestra web:  ¿Alguna vez pensaste cómo es el público que accedería a tu web? Es un ejercicio interesante para definir características y profundizar sobre gustos, cosa que nos acercará aún más al cliente.

 

Cuál es el objetivo especestrategia negocio2ífico de la web:  Aquí debes planificar bien el objetivo final de tu sitio, ya que será la plataforma de conexión con tu cliente. ¿Para qué la quiero?

marketing2

La diferencia entre nuestra empresa y las demás: ¿Qué me caracteriza?. Todo emprendedor necesita tener un valor agregado en sus servicios, ese plus que lo identifique a fin de fidelizar a sus clientes. Y sin lugar a dudas, hay que resaltarlo en el sitio web. Si no sos diseñador web, tené presente que siempre podés recurrir a profesionales para que apliquen el desarrollo que más beneficie a tu negocio y hasta podés contratar expertos que recomienden y generen el mejor contenido para mejorar tu posicionamiento en buscadores y aumentar tus visitas.

Y recordá que no sólo tenés que quedarte con el dominio (o los dominios que conformen la estrategia) de tu sitio web principal. Podés implementar landing pages para destacar promociones, dar a conocer nuevos productos y todas aquellas acciones de marketing que desees explotar.

Sin título-1

Estas landing pages son un gran ejemplo de todo lo que podés hacer con un dominio único y llamativo.

Entonces ahora sí estamos preparados para definir nuestro dominio. Comenzamos a definir, así, ciertos aspectos con una interesante tarea:

  •  Adecuar el dominio a la actividad principal de tu empresa. Obtendremos excelentes resultados si incluimos en el nombre de dominio, alguna palabra identificatoria. Para los buscadores, será una herramienta a la hora de relacionar contenidos, y para los usuarios sería fácil de recordar. El posicionamiento SEO logrará que tu sitio contenga un fluido tráfico de usuarios.
  •  No elijas nombres largos. Justamente, por lo que en el punto anterior mencionábamos, nuestro dominio tiene que ser funcional a la memoria. Cuanto más fácil sea, mejor será de recordar. Actualmente, la problemática se sitúa en la dificultad de conseguir dominios cortos y adecuados. La extensión recomendada es de 11 caracteres, aunque si nos excedemos no se deja de garantizar el éxito de tu web.
  •  Tené siempre en cuenta los buscadores. La mayor cantidad de usuarios que ingresa a tu web, deviene de los buscadores (Google, Yahoo, etc.) . Por eso sería imperioso que aproveches las herramientas que te da la red: conocé las palabras claves que más búsquedas generen para tu actividad e intentá incluirlas en tu nombre de dominio.
  •  Evitar números y guiones. Para que tu dominio sea exitoso, no los incluyas. Es evidente que si debés decirlo varias veces, algo está fallando en tu elección. Por eso te recomendamos dejarlos de lado, al igual que aquellas letras que confunden: z-s-c, y-ll-i, v-b. Un problema usual que tenemos los argentinos es la letra ñ. Y también debemos evitarla. Pero ¿aún no estás seguro si tu dominio es fácil de recordar y pronunciar? Entonces te recomendamos que se lo digas a alguien y pedile que te lo repita y que te lo deletree. Si no puede hacerlo, entonces debemos sentarnos a repensar.

Ahora… ¿Qué hacemos si tu dominio elegido está registrado?

Si luego de estar más de una semana pensando minuciosamente hasta lograr encontrar el dominio perfecto y cuando vas a registrarlo te dicen que ya lo tiene alguien, no te desquicies, suele suceder… Pero hay solución para todo.

Desde acá te recomendamos optar por elegir un dominio con una extensión diferente. Utilizar palabras que sean sinónimos de aquellas que no te dejan registrar, o bien, podés intentar ponerte en contacto con el propietario del dominio para comprárselo.

Mucha suerte!