Si tenés un emprendimiento, no existen dudas: tenés que vender tus productos y/o servicios por internet. Ahora, la gran pregunta es ¿cómo se hace para vender por internet? La respuesta es sencilla: para vender en internet tenés que ESTAR en internet.

Vamos a subir tus productos a la gran red de redes resumiendo nuestra estrategia en 5 pasos fundamentales:

1. Diciendo Presente

La presencia en internet es fundamental para un emprendedor interesado en vender online. Estar en la web te va a permitir darle forma y fuerza a tu marca. Va a ser tu principal canal para entrar en contacto con tus clientes, para convertirlos en fans y asegurarte nuevos seguidores.

Tu sitio web, redes sociales y estrategias de e-mail marketing te van a permitir acercarte a potenciales clientes por una inversión mucho menor a los medios publicitarios tradicionales y, mejor aún, con resultados inmediatos.

Vamos a concentrarnos primero en la publicidad de tu negocio. Un emprendedor o una PYME no cuentan con grandes presupuestos para invertir en publicidades en TV, radio o medios gráficos. Afortunadamente, internet te permite llegar a un número altísimo de potenciales clientes sin obligarte a realizar una gran inversión.

Servicios como Google AdWords o publicidad paga en Facebook o Twitter te permiten segmentar clientes. Por un costo muy bajo, este tipo de publicidad online te deja seleccionar puntualmente el público al que irá dirigido.

Si tomáramos a Facebook como ejemplo, el presupuesto mínimo para un aviso publicitario al momento de escribir este artículo es de 5 pesos argentinos (más impuestos). Desde cualquier punto de vista, mucho más económico y efectivo que la publicidad tradicional, permitiéndote llegar al público exacto al que te interesa llegar.

2. Un local de cara al mundo abierto las 24 hs.

Cuando vendés en internet, tu sitio web se convierte en tu local comercial. Con la inmensa ventaja de que es un local abierto las 24 hs. del día y al que se puede entrar desde todo el planeta.

Por eso, hay que aprovechar la oportunidad en el momento en que tus potenciales clientes se conecten, y ofrecerles un sitio que funcione en todas las pantallas que utilicen: PC de escritorio o portátiles, celulares y tablets.

Existen cuestiones que no pueden faltar:

  • un carrito de compras amigable
  • un diseño atractivo
  • secciones bien definidas
  • información fundamental accesible
  • despertar el deseo de saber más sobre otros productos/servicios

¿No sabés construir un súper sitio web? No te desesperes. Existen herramientas básicas que con una inversión pequeña te permiten poner online tu primer sitio de ecommerce. Si bien no incluyen muchos de los elementos que te harán destacar online, pueden ser un primer paso hasta que puedas contratar la ayuda de profesionales del diseño web.

Y siempre podés optar por apoyarte también en un carrito de compras externo: sitios de venta de productos y servicios como MercadoLibre, OLX, AlaMaula, entre otros clasificados online.

3. ¡Google, elegime a mí!

Search Engine Optimization (SEO, para los amigos) puede resumirse en tres palabras: posicionamiento en buscadores.

Así como más arriba hablábamos de lo importante que es estar en internet, es más importante aún que quienes busquen productos como los que vendés te puedan encontrar.

Casi por defecto, el deseo universal es aparecer en Google. Sin embargo, existen otras alternativas basadas en redes sociales que funcionan con éxito para emprendimientos de rubros específicos. Pero vamos a hablar sobre eso más adelante.

Si vos también tenés ganas de que sea el gran buscador de Mountain View el que lleve tráfico a tu sitio web y te presente nuevos clientes, tenés que saber que vas a tener que estar siempre atento a las mejores prácticas para posicionar en Google.

Como la empresa de Larry Page tiene la costumbre de actualizar el algoritmo de su buscador para optimizar sus resultados de búsqueda, las estrategias que podés aplicar son cambiantes. Para 2015 se habla con creces de cuestiones como:

  • Contenido original de alta calidad, bien distribuido
  • Optimización para móviles (si tu sitio tira error en el celu, ¡Google te deja afuera!)
  • Mención de marcas, pero sin links directos
  • Trabajar arduamente en generar estrategias de acercamiento hacia los clientes y socios, a través de redes sociales y blogs.

Como comentábamos en puntos anteriores: no te dejes asustar. Si no sos experto en SEO, siempre podés contratar a un experto. Y si sos valiente, podés animarte a dar a conocer tu negocio con otra estrategia, dejando que el tráfico de tu sitio provenga de otras fuentes…

4. Atrapando clientes en las redes (sociales)

¿Es posible convertir ventas desde las redes sociales? ¡Totalmente! Varios emprendedores y PYMES se están animando a centrar sus esfuerzos en social media.

Un caso interesante se está viendo en Pinterest, un espacio con usuarios muy activos y receptivos que está generando grandes resultados en rubros como gastronomía, turismo, refacciones hogareñas y hobbistas.

Si tu negocio se relaciona más con el marketing o la tecnología, entonces tal vez deberías analizar las bondades de SlideShare para generar tráfico hacia tu web.

LinkedIn sigue siendo el lugar más valorado y efectivo para profesionales de todas las industrias, así como Facebook es una puerta abierta hacia potenciales clientes de todos los mercados.

Son muchas las redes sociales que esperan nuevos usuarios corporativos (en este breve recuento ni siquiera nombramos a dos de las más usadas: Twitter e Instagram), sin embargo, ¿es necesario tener un perfil abierto en TODAS?

¡En absoluto! Es preferible elegir entre dos y tres, basándote en el tipo de negocio de manejás, y concentrarse en ellas.

Asegurate de cuidar tus perfiles sociales para que mantengan relación directa con el estilo de tu sitio web o, mejor dicho, con el estilo de tu MARCA. Sé constante, generá contenido interesante, interactuá con tus seguidores y vas a tener buenos resultados.

5. Estoy pensando en vos

El e-mail marketing es una solución ideal para fidelizar clientes. Porque bien sabido es que tan importante como conseguir un nuevo cliente es mantener los que ya se tiene.

Para eso existen herramientas que permiten generar una base de clientes efectivizados y potenciales clientes dispuestos a recibir información adicional sobre tu negocio o emprendimiento. Y realizar envíos masivos a esas bases con los mensajes que necesites transmitir.

Puede ser un saludo de cumpleaños, un agradecimiento por ser un cliente fiel desde hace X cantidad de tiempo, una oferta navideña, compartir novedades institucionales, presentar nuevos productos, recomendar un producto o servicio para acompañar el que recién compró, acercar noticias que van a ser de su interés… ¡Las posibilidades son muchísimas!

Estar cerca de tu cliente, ser su amigo, su referente, su mano derecha es algo muy fácil de conseguir su aplicás una estrategia efectiva de e-mail marketing.

Y ahora…¡te toca a vos! Contanos qué consejos podés dejarles a los emprendedores que recién empiezan a vender en internet. ¿Qué técnicas funcionaron para vos? ¿Cómo te ayudaron a aumentar tus ventas?